29 de junio de 2009

Revista Royal Flush: Gerard Way, 2006.

Noviembre de 2006

AMBICIÓN RUBIA.

Cuando estuvieron a punto de tocar fondo, My Chemical Romance emergió desde sus propios abismos personales para crear su mejor album hasta la fecha. Dejando de lado la etiqueta 'emo' y creando una obra maestra de rock. El gran "The Black Parade". GERARD WAY nos habla muy seguro de sí mismo, diciendo que "¡Esto es solo el maldito comienzo!"

El ánimo de Webster Hall esta noche es eléctrico. La banda principal hoy es My Chemical Romance. Horas antes, su tan anticipado album "The Black Parade" fue lanzado en el megastore de Virgin, en Union Square. 999 fans esperaron por más de 10 horas para conseguir una muñequera para este show "exclusivo para los amigos y la familia". La multitud está plagada de niñas adolescentes, chicos góticos de la universidad, bloggers escépticos, y padres confundidos. Con todo lo que se escucha de My Chem hoy en día, que se están convirtiendo en "la banda mas grande del mundo" o que son "los salvadores del rock", pensarías que estos muchachos son unos arrogantes egocéntricos. No señor, todo lo que vimos fue a cinco simples muchachos de los suburbios que se hicieron el mismo tiempo para estar con sus fans, parientes, novias y la prensa. A medida que nos movíamos hacia el área VIP, el guitarrista de la cabellera salvaje, Ray Toro, se hace el lugar para no solo saludarnos, sino tambien para agradecernos profundamente por haber asistido a su show. Hoy, hay una sensación general de nerviosismo y ansiedad en el ambiente. Esta noche comienza el Desfile Negro.

Una voz aparece, anunciando que esta noche, My Chemical Romance no estará listo para tocar, pero que sus buenos amigos, The Black Parade, tomarán su lugar. La multitud de chicos que se presionan sobre las barreras, saben mejor. El single "Welcome to the Black Parade" ha sido lanzado semanas atrás a través de su Myspace, y la mayoría de la audiencia ya se ha memorizado sus letras.
Debutaron con 5 canciones de The Black Parade, y fueron recibidos con mucho entusiasmo, pero no fue nada comparado con la cadena de hits que su album multi-platino de 2004, “Three Cheers fir Sweet Revenge” dejó. Luego del show hecho con sus trajes místicos, la banda se abre camino hasta el salón VIP para un meet and greet, y vemos a los hermanos Way charlando con sus orgullosos padres, y observamos al guitarrista Frank Iero posando amablemente para una foto con una fan que ha volado desde Colombia para estar presente en ese show especialmente. Su padre, orgullosamente nos dice: "Es todo lo que pidió para su cumpleaños". En esa noche, muchos sueños se han vuelto realidad, para los fans, pero lo más importante, para la banda que proviene desde el otro lado del Río Hudson.

Luego de que el revolucionario tour de "There Cheers for Sweet Revenge", que los llevó desde los estacionamientos del Warped Tour a los estadios de fútbol con la simpatía de bandas como Green Day, la banda ha alcanzado alturas tales que marean, pero a la misma vez, han tenido muchos contratiempos personales. El frontman Gerard Way ha desarrollado y luego superado una brutal adicción al alcohol y la cocaína que casi le cuesta la vida a él y a la propia banda. Limpio y sobrio (excepto por la gran cantidad de Coca de dieta y cigarrillos que ingiere), Gerard comenzó a trabajar en el album sucesor. Y luego los problemas comenzaron realmente. El frontman de Green Day y su figura paternal, les recomendó que trabajaran con Rob Cavallo, productor de 'American Idiot'. Fue él quien le ayudó a la banda a llegar al siguiente nivel.
MCR se mudó a una casa embrujada en Silverlake, Calif, y comenzaron a grabar, pero pronto el hermano de Gerard, Mikey, tuvo que dejar el grupo para lidiar con una serie de problemas ligados con la depresión. Ahí fue cuando la banda tocó fondo y escribieron unas de sus piezas musicales más importantes, que aparecieron en The Black Parade. Una de esas canciones, fue llamada “Famous Last Words”. Cuando llegó el tiempo de filmar el video de esta canción, la cual se convirtió en su segundo single, el baterista Bob Bryar resultó seriamente quemado mientras filmaban. Y además de eso, una serie de enfermedades que tambien poseía lo obligaron a hacer varias visitas al médico para estar lo suficientemente bien para poder volver a tocar. Y para no ser menos, Gerard se rompió algunos ligamentos de su tobillo mientras filmaban, también.
Nos encontramos con Gerard unas semanas antes de que lanzaran su álbum, y aún se notaba un cojeo evidente, como tambien lo era su entusiasmo por el nuevo álbum. Habló de Black Parade con el mismo tono que cualquier otra banda escoge para hablar de una obra maestra, no tanto como lo hicieron los The Killers mientras hablaban de su mas reciente trabajo. La diferencia es que una banda se llevó todos los laureles.
Habiendo conocido a Gerard desde sus tempranos años en la escuela de Artes Visuales, fue un placer volver a esos tiempos de el como aspirante a ser un gran artista: "¡Hey, todavía lo soy!". Su escalada desde el underground de Jersey hasta el reconocimiento mundial vino como quien dice, en forma de carrera a medianoche arrasante. "Lo estoy disfrutando". El todavia-sin-asumir nuevo "príncipe de la oscuridad" trata de hacer lo mejor para poder seguir llevando la vida que tenía antes de haber formado MCR. Es amigable, generoso y amable con su tiempo, un tipo realmente bueno que está contento y casi en paz con su fama.

Asique ¿estás contento de que el disco haya salido?
"No tienes idea. Hemos trabajado en esto por tanto tiempo, y estamos tan orgullosos de el. Es como si hubiéramos lanzado 7 albums ya."

Los solos de guitarra de Ray son muy parecidos a los que escuchamos de Brian May, de Queen. Asumo que Queen fue su mayor influencia…
"Si, definitivamente. Escuchamos mucho a Queen, especialmente 'A Night at the Opera'. Rob (Cavallo) hizo un gran trabajo ayudándonos a conseguir todos esos sonidos. Hay mucho piano en este album, también."

Es como bastante similar a un album conceptual de mediados de los '70 como 'The Wall' de Pink Floyd o 'Ziggy Stardust and The Rocky Horror Picture Show' de David Bowie, ¿verdad?
"Totalmente, escuchamos esos discos mucho, además de Sgt. Peppers y el soundtrack de Toto, 'Dune'.”

El single "Teenagers" es mi favorito hasta ahora. Se trata de ti teniéndoles miedo a los adolescentes, ¿verdad?
"Oh, estoy alagado de que te guste ese tema. Sabes, ¡casi la dejamos fuera del disco!, porque no parecía encajar con todo el concepto que teníamos. Tuve la idea cuando estaba tomando el tren 7 desde Queens a Manhattan e iba viajando bien, cuando de repente todos los chicos salieron de las escuelas e inundaron el tren. Me asustó mucho."

Hombre, eso me asusta también. Esos chicos no tienen miedo.
"Bueno, de lo que me di cuenta es de que están tan asustados como yo, o como nosotros. Solo quieren que alguien los entienda".

¿Su nuevo tour será aún más teatral que el anterior?
"Al principio solo vamos a tocar algunos shows, y luego nos vamos para Europa. Eventualmente, cuando volvamos en primavera, me gustaría hacer una producción más elaborada del tour. El album fue escrito más como una película, lo cual será la ultima meta. Una versión de película para The Black Parade."

¿Y cuánto tiempo planean estar de tour?
"Estamos equipados para estar afuera más o menos dos años. No tengo un hogar fijo. Estoy listo para salir y hacer el trabajo de llevar el disco por todos lados por dos años por lo menos."
Cuéntanos acerca del arte de la tapa del disco.
"Tuvimos a James Dean, con quien fui a la escuela, para hacer el arte. El es mi artista favorito dibujando cómics en este momento, y dejame decirte que el arte que hizo es realmente impactante. Fue muy bueno poder contar con el para esto, y tiene el estudio más hermoso que he visto. Él y su esposa son muy buenos anfitriones."

Imagino que el merchandising va a lucir muy bueno también…
"Definitivamente, y ahora que tenemos dos nombres de banda, podemos tener el doble de mercadería, haha".

Asique, un año atrás, MCR eran los niños nuevos del Warped tour. ¿Qué se siente haber ganado la reputación suficiente para encabezar conciertos por ustedes mismos?
"Es maravilloso. Algunas veces tocábamos frente a 50 chicos, y ahora lo hacemos para estadios llenos. ¡Pero nunca nos cansamos de estar de gira!".

¿Qué tanto le hace estar de tour a la banda, y a sus vidas mismas?
"Te hace desear mucho volver a tu otra vida, o te poner mejor de lo que estabas o te pones peor. Es como un campo de entrenamiento en varios sentidos. Habíamos estado de tour por dos años y medio antes de eso igualmente, asique no nos parecía extraño. Solo nos detuvimos para hacer "Three Cheers for Sweet Revenge" y cuando terminamos, el ultimo dia de grabación ya estábamos arriba de la van de nuevo. el dia despues de la grabación ya nos estábamos comunicando por email para volver al ruedo. Realmente, no hemos parado en tres años y medio."

¿Quiénes crees que se van a volver importantes y van a encabezar conciertos este año?
"Fall Out Boy es muy bueno. veo que muchas bandas pueden convertirse en grandes el año que viene, como Avenged Sevenfold o Fall Out Boy, Reggie and the Full Effect, probablemente, The Bled actuará en escenarios principales el año próximo. Underoath será un gran evento también, son una banda excelente."

¿Alguna historia loca que haya sucedido en un tour?
"La multitud se vuelve tan loca. Nosotros generalmente debemos detenernos en las primeras dos o tres canciones. El otro dia empezamos a tocar la primera canción y tuvimos que para porque un bicicletero que estaba siendo usado como barricada se desplomó."

Asi que ¿has estado esquivando a las niñitas de 16 años?
"No, realmente no sucede eso, porque tenemos una multitud muy variada. Si solo nos tuviéramos que preocupar solo por una multitud de nuños de 16 años que vienen a vernos, y hay de esa edad, no nos molestaría porque siempre son muy buenos con nosotros. Si nos tuviéramos que preocupar solo pro eso, no sería un problema. Hay muchas personas, chicos, parejas, padres".

¿Los tiraba para atrás el hecho de ser tan nuevos y tener que ganarse al público cada noche?
"Oh si, tocábamos en bares al principio, y a esos bares la gente iba solo a beber, no a escuchar una banda de rock, pero esos fueron nuestros primeros fans. Y era gente que decía 'Bueno, no me ha gustado una banda desde The Misfits, solían gustarme los Dead Boys y ahora no puede meterme en lo nuevo, pero ustedes chicos son realmente buenos, me encanta como tocan'".

Estuvieron de gira con Green Day, y ese ticket se vendió como pan caliente. ¿Tienes alguna reflexión al haber compartido escenario con ellos?
"Fue la experiencia en la que más aprendimos. También fue el mejor tour, como que eso comenzó a construir nuestra carrera. Es como ese tour que haces y luego nadie puede olvidar. Nos fuimos de tour con Green Day siendo una banda pequeña, y ellos nos cobijaron bajo sus alas. Nos enseñaron a llevar las cosas al siguiente nivel. Por ejemplo, el control de la multitud que tiene Billie es uno de sus mejores talentos, y el controla a los chicos sinceramente, ésa fue una de las mejores lecciones que aprendí en ese tour".

¿Los chicos de Green Day son chicos con los que se puede salir?
"¡Son muy buenos para salir!. Simplemente venían a nuestros vestuarios o a nuestro bus para ver qué estábamos haciendo todo el tiempo, y alquilaban teatros y nos invitaban a ver películas con ellos, nos compraban la cena, eran chicos asombrosos".

En una entrevista reciente, Jack White de The White Stripes dijo que My Chemical Romance y Green Day le habían robado la paleta de colores de su traje y ponerlos en los suyos.
"Haha. Yo pensé que su paleta de colores era rojo y blanco".

Creo que ahora usa cosas con negro, rojo y blanco. Puedes ser culpable de robar una marca registrada.
"Creo que esos fueron los Akaline Trio. Puede tener una discusión con Matt Skiba sobre eso. Hablaré con Jack en los VMAS tal ves, cuando lo vea, y discutiremos el tema".

DENTRO DE THE BLACK PARADE

Cinco palabras o menos sobre los otros miembros de MCR.
"Apasionado, dulce, divertido, nerdy, talentoso".

Para el promedio general de las personas, ustedes salieron de la nada. ¿Puedes decir algún secreto de tu banda luchadora?
"Hicimos las cosas sin pensar en la industria de la música. No nos sentamos ahí diciendo 'oh, nos vamos a hacer grandes', sabes. No nos motiva el dinero, la fama o cualquier mierda de esas. Nos sentamos e hicimos la música que queríamos oír. Si la gente responde a eso, genial, y si no, también".

¿Es The Black Parade la cima de su carrera, o es solo el maldito comienzo?
"Solo es el maldito comienzo. Solo se suponía que sería el comienzo. No me convence decir que esto es la cima de nuestra carrera, si esto fuera todo lo que podemos dar, no estaría en esta banda".

Muy similarmente a las historias que pintas en tus canciones, sus videos toman esa sensación cinematográfica y épica. ¿Cuán envuelto estás en ese proceso?
"Estuve muy envuelto. El primer video, fue toda idea de Marc [Webb] y nosotros le ayudamos un poco a modificarlo en todas las escenas de la preparatoria, con algunas referencias de los Heathers y Rushmore. El segundo video fue idea de nosotros y de Marc, el aportó la mayoría de las cosas, pero yo traté de estar lo mayor posible involucrado en la dirección del arte. Con 'Ghost of you' yo escribí el guión y luego se lo envié a Marc y el me lo devolvió retocado. Nos envolvemos mucho en nuestros videos, incluso hasta la clase de zapatos que debemos usar".

¿Tienes planes de seguir los pasos de Rob Zombie o Glen Danzig y dirigir un video?
"No lo sé, pero no creo que hacer películas o videos sea mi fuerte. He estado en sets de filmación y no me he vuelto loco por eso. Me gusta más contar historias, preferiría escribir el guión de algo".

¿Qué influencia musical shockearía a tus amigos?
"Helloween, ese es grande y um… hmmm… es una pregunta difícil. Solo Helloween, con eso basta para shockearlos".

¿Primer CD que compraste?
"El primero que compré por mi mismo fue 'Look what the Cat dragged in' de Poison".

¿Y lo escuchas aún?
"¡Claro que no!. Luego de que un amigo me diera una copia de un CD de Iron Maiden, todo se terminó para Poison".

¿Y el último que compraste?
"Déjame pensar… el de Kayne West. Es muy bueno".

¿Qué clase de música se puede escuchar en el bus de MCR?
"La música con la que crecimos, eso se escucha. Black Flag, The Misfits, the Smiths… podemos escuchar la misma mierda todos los días".

¿Algún secreto sucio?
"Ah… si. Realmente me gusta mucho la banda de las rusas que son lesbianas".

¿A qué personaje te parecías más de la serie Pretty in Pink?
"Creo que probablemente a Duckie, pero puedo decirte con seguridad a cual me parezco en Breakfast Club, Alley Sheedy".

¿Quiénes están mas buenas en las giras, las chicas góticas o las chicas punk?
"Se parecen mucho en estos días. No puedes distinguirlas de todo, pero debo decir que las chicas góticas, porque siempre estarán mas buenas de cualquier forma".

Si estuvieras a punto de morir, ¿cuál sería tu última comida?
"Probablemente la ensalada de macarrones de mi madre".

¿Tu influencia no-musical mas grande?
"Mi abuela".

¿Cuánto te ha cambiado el éxito?
"Ha llegado al punto de que no puedo tener privacidad. No puedo ser normal, no puedo vivir mi vida como solía, pero constantemente trato de hacerlo".

Con una pasión que es mitad por la música y mitad por los cómics, Gerard Way siempre será bien recibido en los estudios de Royal Flush.

Por: Josh Bernstein & Steven Ciancanelli.
Para: Royal Flush Magazine, 2006.

Traducción: Luchis.

2 comentarios:

Ceenthya dijo...

Hola, me gustó mucho la entrevista. Gracias por subirla muy bueena^^

Maria Rossi dijo...

Gerard is so fuckin' awesomeeeee!!!!